Cómo usar la fórmula AIDA para atraer visitas a tu web

Has escrito un post. O acabas de publicar un lead magnet para enamorar a tu audiencia. Lo acabas de publicar y… ¿ya está?

Me temo que no. Escribir es el 20% del trabajo. El 80% tienes que dedicarlo a promover lo que has escrito.

Porque las visitas no van llegar por arte de magia a leer tu contenido. Tienes que moverlo entre tu lista de suscriptores y también en tus redes sociales.

Te voy a presentar 4 estrategias que, combinadas, te permitirán alcanzar un buen volumen de visitas a tus nuevos contenidos. Incluía una efectiva fórmula de copywriting para persuadir a tu audiencia de que deje lo que esté haciendo en Twitter o Facebook y se anime a leer tu contenido.

¿Y sabes lo mejor? Que estas 4 estrategias son gratis y no tendrás que pagar ni un céntimo por ponerlas en marcha en tus campañas de promoción de contenidos.

Estrategia de tráfico 1: participa y comparte tu contenido en los grupos de Facebook donde se reúnen tus pacientes.

Para aplicar esta estrategia es muy útil que conozcas dónde se congrega tu paciente ideal.

Para la mayoría de patologías, existen grupos en Facebook coordinados por los propios pacientes. Algunos tienen varios miles de usuarios y no paran de crecer. En esos grupos comparten sus experiencias y enlaces con recursos interesantes que encuentran en la red. ¿Qué tal si uno de esos contenidos interesantes es el enlace a tu nuevo contenido?

Si tu solución consiste en hacer una operación de menisco, por ejemplo, puede que me digas “Javi, no hay grupos de Facebook de personas con el menisco roto”. Y tienes razón, pero hay grupos de Facebook donde puedes encontrar a personas susceptibles de tener una rotura (esquiadores, tenistas, jugadores de padel, runners…). De todos los miembros que están en esos grupos, habrá algunos a los que les interese tu guía de “Cómo saber si tu menisco está roto o inflamado”.

Estrategia de tráfico 2: pon un enlace a nuevo contenido en la biografía de tus redes sociales.

Esta estrategia me encanta porque es sencilla y efectiva.

Solo debes poner esa frase breve que resume qué haces (tu propuesta única de valor) en el espacio reservado para la biografía de todas las redes sociales en las que estés y rematarla con un “Más info en [link a tu contenido]”.

Hazlo aunque estés en alguna red social solo para uso personal. Porque nunca sabes por dónde te va a llegar el próximo paciente. Pero lo que está claro es que si no le cuentas al mundo a qué te dedicas, será difícil que lleguen a través de tus redes sociales.

Por supuesto, informar de vez en cuando en tu perfil de Twitter, Facebook o Instagram sobre tu contenido también te ayudará a atraer tráfico fresco a tu web. Más adelante te enseño cómo redactar estos contenidos para que tengan el mayor impacto posible en redes sociales.

Estrategia de tráfico 3: pon un enlace a tu contenido en tus perfiles en directorios médicos.

Si te he dicho que pongas el enlace a tu contenido en las redes sociales donde está todo el mundo (Facebook, Twitter, Instagram, YouTube, …), ¿cómo no vas a hacer lo mismo en los directorios especializados en salud?

Si tienes perfil en Doctoralia, TopDoctors, Más que Médicos o cualquier otro agregador de profesionales de salud, es inteligente indicar en ellos cuál es la dirección de tu web o de tu último artículo.

Aparte de que puede atraerte visitas directas desde tu perfil en esas herramientas, son páginas con una autoridad muy fuerte. Aparecen en las primeras posiciones de Google. Haz la prueba poniendo tu nombre. Verás que los primeros resultados son tus perfiles en redes sociales y en directorios médicos.

Poner en tus perfiles de directorios médicos un enlace a tu último contenido transfiere parte de esa autoridad a tu propia web. En otras palabras, harás que Google suba de posición tu página web y que poco a poco aparezca en las primeras posiciones para resultados relacionados con tu nombre, el de tu clínica y puede que hasta con tu especialidad.

Estrategia de tráfico 4: haz marketing de guerrilla a través de WhatsApp.

Esta estrategia es mi favorita. Por eso la he dejado para el final.

Es muy sencilla de poner en marcha y puede darte unos resultados excelentes.

WhatsApp es la herramienta de mensajería más popular en España y cuenta con 25 millones de usuarios en nuestro país (datos de 2018).

La ventaja que tiene usar WhatsApp para tus promociones es que su uso está muy democratizado:

  • El 31% de usuarios tiene entre 16 y 30 años
  • El 39% de usuarios tiene entre 31 y 45 años
  • El 30% de usuarios tiene entre 46 y 65 años

Tanto si tu paciente ideal es adolescente (y tú no tienes ni idea de qué redes sociales frecuenta) como si es mayor (y puede que pase de las redes sociales), te resultará más fácil encontrarlo por WhatsApp.

Uno de los contenidos estrella que se comparten sin cesar son los famosos mensajes en cadena. La estrategia que propongo consiste en crear un mensaje que invite a quien lo lea a que haga clic en tu enlace y que lo reenvíe a quien crea que le pueda interesar.

Se trata de preparar un breve mensaje en donde hables de tu último artículo y que contenga el enlace para leerlo.

Una vez tengas tu mensaje, debes compartirlo con toda tu agenda. Sin remilgos. Es más, si cuentas con un equipo (alguien en recepción, una enfermera, tu pareja, tu cuñado), pídeles que te ayuden y compartan tu mensaje a todos sus contactos. Se trata de conseguir viralidad en tu mensaje y propagarlo por WhatsApp como una gripe en un vagón de un tren de cercanías.

Así que prepara varias versiones de tu mensaje, haz una campaña viral a través de WhatsApp al menos una vez cada dos meses y prepárate para revolucionar a tus potenciales pacientes con tu conocimiento experto.

3 ejemplos de mensajes para compartir y atraer tráfico a tu contenido

Para que tu mensaje en redes sociales o WhatsApp sea lo más viral posible, debe tener algunos elementos clave como despertar la curiosidad del lector, ofrecer algo que resulte útil, ser fácil de poner en práctica, que funcione y que permita ver resultados rápidos.

De la curiosidad me voy a encargar en un momento. Del resto, te has encargado tú mismo al diseñar un lead magnet valioso para tu audiencia.

Voy a ponerte varios ejemplos de mensajes que usan diferentes tonos para despertar la curiosidad del lector al que queremos atraer para que consuma tu lead magnet:

Ejemplo 1: Un lead magnet sobre cómo actuar ante una crisis de asma en un menor:

“¡Impresionante! Este sencillo truco puede salvar la vida de tu hijo ante una crisis de asma.

[enlace a tu artículo]

Compártelo con tus amigos, compañeros de trabajo y familiares. Este mensaje puede salvar vidas.”

Ejemplo 2: Un lead magnet con un ejercicio rápido para reducir el dolor lumbar agudo:

“Me acaban de pasar este truco para aliviar el dolor lumbar. Es tan efectivo que te hará sentir mejor en 10 minutos. Funciona tan bien que los traumatólogos y los fisioterapeutas no quieren que se conozca porque los llevaría a la ruina.

[enlace a tu contenido]

Compártelo. No te lo guardes. Esto tiene que saberse.”

Ejemplo 3: Un lead magnet con un cuestionario para averiguar si tienes superdotación o altas capacidades:

“¿A veces tienes la sensación de que la gente no te entiende? ¿A menudo te aburren los temas de conversación de tus compañeros de trabajo y amigos? Estos comportamientos son normales en personas con una inteligencia superior a la media. Si quieres averiguar si tienes altas capacidades o superdotación, entonces haz este cuestionario para salir de dudas:

[enlace a tu landing page]

PD: Pásaselo a tu pareja y a tu mejor amiga. Si te llevas tan bien con ellos, es probable que este cuestionario también les interese.”

Estos mensajes tienen una pizca de curiosidad (necesaria para que una persona interesada quiera hacer clic y salir de la red social donde lo ha visto), destacan la utilidad de lo que ofreces e invitan a difundirlo entre otras personas que se ajustan a tu perfil de paciente ideal.

Y como ves, no tienes que escribir mensajes eternos para convencer a tu lector. Bastan unas cuantas frases bien intencionadas para transmitir tu mensaje. Estos ejemplos están basados en la fórmula de copywriting AIDA.

AIDA es el acrónimo de Atención, Interés, Deseo y Acción. Básicamente, tus mensajes deben hacer esto:

A de Atención: Comenzar llamando la atención de tu paciente ideal. Puedes conseguir este resultado recurriendo a una afirmación tajante que llame la atención (“¡Impresionante!” en el ejemplo 1), escribiendo una frase dirigida directamente a tu paciente ideal (“Me acaban de pasar este truco para aliviar el dolor lumbar”, en el ejemplo 2) o mediante preguntas que sabes que tu paciente ideal responderá afirmativamente (“¿A veces tienes la sensación de que la gente no te entiende? ¿A menudo te aburren los temas de conversación de tus compañeros de trabajo y amigos?”, en el ejemplo 3). Si has llamado la atención de tu lector, seguirá leyendo.

I de Interés: Continuar con una frase que despierte el interés de tu lector. Lo puedes conseguir revelando detalles sobre el resultado o beneficio de lo que vas a compartir con ellos. Es el objetivo de las frases “Este sencillo truco puede salvar la vida de tu hijo ante una crisis de asma”, “Es tan efectivo que te hará sentir mejor en 10 minutos” o “Estos comportamientos son normales en personas con una inteligencia superior a la media”.

D de deseo: Seguir con una frase que encienda el deseo de tu lector. De aumentar sus ganas de obtener ese resultado que prometes. El objetivo es que tu lector ideal sienta la necesidad irrefrenable de hacer clic en tu enlace. Lo puedes conseguir recurriendo a la curiosidad como he hecho con la frase “Funciona tan bien que los traumatólogos y los fisioterapeutas no quieren que se conozca porque los llevaría a la ruina” o recurriendo a la fórmula “Si quieres [resultado] entonces haz clic para salir de dudas” (esta fórmula mezcla deseo con llamada a la acción).

A de acción: Rematar tu mensaje con una llamada a la acción. En nuestro caso, queremos que lleven a cabo dos acciones: hacer clic en el enlace y compartir tu publicación. Ubicar el enlace en un párrafo propio, separado del texto anterior, como diciendo “aquí está esto de lo que te hablo” es una llamada a la acción en sí misma. Acabar tu mensaje con una coletilla o postdata dedicada a pedir a tu lector que comparta el mensaje es una manera eficiente de asegurarte de que, si lo considera relevante, lo difunda entre sus contactos o redes.

Con esta sencilla fórmula de copywriting estás en condiciones de publicar posts en tus redes sociales, redactar anuncios para tus campañas de Facebook Ads o crear tu próximo mensaje viral en WhatsApp para conseguir visitas de forma sistemática para cada nuevo contenido que publiques.

Este post es un extracto del libro Quiero Pedir Cita que saldrá a la venta el 1 de Marzo de 2019. Si te ha gustado y quieres que ponga otros fragmentos como este, déjame tu comentario abajo.

3 comentarios en “Cómo usar la fórmula AIDA para atraer visitas a tu web”

  1. Qué buena forma de aplicar la fórmula AIDA para atraer pacientes por Whats app, Javi. Definitivamente ese tipo de títulos animan a hacer clic y las llamadas a la acción a compartir el contenido.

    Habiendo tantos usuarios de Whats app, por qué no aprovechar todo su potencial para generar tráfico. Ciertamente es una técnica de viralización muy efectiva, y además, gratuita.

    Gracias por compartirnos el extracto, Javi. Claro que dan ganas de leer el libro completo.
    Un abrazo.

    Responder
    • Parece que cuando se habla de compartir en redes sociales, WhatsApp no entra en la lista. Y resulta que es uno de los servicios más democratizados y donde más fácilmente se puede acceder a tu paciente ideal.

      Me alegro de que te guste el extracto del libro, Ana. En unas semanitas estará a la venta…

      Responder
  2. Que interesante artículo! Me encantaron las estrategias citadas y como dices, la de whatsapp es maravillosa. Gracias Javi por compartir este fragmento!

    Responder

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad