4 pautas para ser un profesional médico único en un mar de competencia

Cómo ser único y diferenciarse de la competencia

Si hay algo que todos tenemos en común es que todos somos únicos.

Sin embargo, no resulta fácil plasmarlo en un proyecto online con el que queremos atraer pacientes.

Y no hacerlo es un lujo que no puedes permitirte. Porque:

[click_to_tweet tweet=” Si no encuentras una forma de destacar como profesional estás mandando un mensaje muy claro: ‘Soy uno más’. ” quote=” Si no encuentras una forma de destacar como profesional estás mandando un mensaje muy claro: ‘Soy uno más’.”]

Si tu web está llena de mensajes genéricos del estilo “usamos las técnicas más innovadoras”, “somos un equipo multidisciplinar”, “lo más importante para nosotros es el paciente”, “ofrecemos tratamientos personalizados e integrales”, estás comunicando exactamente igual que el 99% de tu competencia.

¿Acaso existe un médico que no dé un tratamiento personalizado? ¿Acaso no has hecho un juramento hipocrático que te obliga a dar el mejor trato posible a tu paciente?

Si eso es lo que se espera de cada profesional de la salud, ¿qué te hace pensar que estos mensajes enlatados van a hacer que una persona decida acudir a tu consulta?

Necesitas ser diferente. Porque de lo contrario eres una opción más.

El beneficio poco evidente de ser único y diferente

Son muchos los beneficios de tener tu propio ángulo diferenciador. Pero quizás el más profundo y menos evidente al mismo tiempo es este:

[click_to_tweet tweet=”Cuando consigues definir con una consulta única, basada en tu personalidad, la competencia desaparece de la ecuación.” quote=”Cuando consigues dar con una consulta única, basada en tu personalidad, la competencia desaparece de la ecuación.”]

Tus competidores dejan de ser un problema porque tu consulta es un negocio inimitable, impregnado de tu personalidad y pensado para atraer al tipo de pacientes que mejor conecta contigo.

Cuando tienes un negocio así, no te hace falta estar pendiente de las tarifas que fijan los otros. Deja de tener sentido entrar en guerras de precios y contraofertas. Si alguien quiere acudir a tu consulta es porque tú estás al frente de ella. Porque les gusta tu forma de trabajar y están dispuestos a pagar tus tarifas a cambio de tener acceso a tu forma única de aportar valor a sus vidas.

Ahora que tienes clara este beneficio poco intuitivo de ser distinto, vamos a ver cómo conseguir diferenciarnos.

Las 4 palancas para ser único y transformarte en la elección en vez de ser una opción más

Vamos a ver las cuatro palancas del cambio. Son 4 variables que puedes tocar para encontrar tu ángulo  único y diferenciador. Cuanto más trabajes cada una de las palancas, más te distinguirás del resto de profesionales de tu especialidad.

Palanca 1: Fíjate en tu solución de salud

Para poner en funcionamiento esta palanca, necesitas conocer qué están haciendo tus competidores.

Pero no busques en la consulta de tu barrio. Busca a los mejores en la red. Inspírate en tus referentes o en esas consultas a las que te gustaría parecerte. Si no encuentras negocios de referencia en España, busca proyectos en EEUU, donde el mercado está más maduro.

Busca cosas que no haga tu competencia. Profundiza en algunos aspectos que ofrecen los demás pero que te parecen insuficientes. Piensa en dirigir tu solución a un tipo concreto de paciente en lugar de enfocarlo a toda la población. Elimina aspectos poco relevantes para la transformación de tus pacientes y que tu competencia sí ofrece.

Palanca 2: Busca en tu profesionalidad

¿Hay algo como profesional que te hace diferente de la mayoría de tus competidores?

Quizás eres experto en una técnica o procedimiento muy novedoso. Tal vez has tratado decenas de casos y tienes una dilatada experiencia. Puede que los materiales que emplees sean de excelente calidad y eso te permite dar una garantía de satisfacción. También puedes diferenciarte si has estudiado en algún centro de referencia, tienes publicaciones científicas sobre tu especialidad o si ostentas algún cargo relacionado con tu conocimiento experto.

Palanca 3: Busca en tus valores

¿En qué crees tú, que te hace distinto de tu competencia?

Tus valores y principios son fundamentales para diferenciarte.

Si te dedicas a un paciente que está expuesto a la charlatanería de las pseudociencias, es tu obligación contribuir a hacer de Internet un lugar mejor. Debes divulgar y destacar en tu web y blog el rigor científico que respalda tus métodos y procedimientos.

Puede que tengas un principio de independencia fuertemente arraigado y que hayas decidido trabajar al margen de la farmaindustria. O que no colabores con determinadas marcas o proveedores porque se han visto envueltos en una polémica a la que tu audiencia es sensible.

Tal vez colaboras con determinadas ONGs o iniciativas para ayudar a sectores desfavorecidos de la sociedad.

Apelar a tus valores te ayudará a conectar de una forma más profunda y directa con tu audiencia. Busca esos valores que conforman los pilares de tu carrera y úsalos a tu favor para diferenciarte. Porque tus valores y tu forma de ponerlos en práctica te hacen único.

Palanca 4: Busca en tu personalidad

Hablo de tu carisma y carácter frente al de tus competidores.

Quizás eres un profesional a quien se le da bien interactuar con los niños o las personas mayores. Los escuchas, los tratas con respeto y se sienten valorados porque posees la empatía necesaria para darles el mejor servicio.

Tal vez seas un comunicador nato y se te dé bien explicar en un lenguaje entendible los conceptos complejos de tu especialidad.

Puede que tu filosofía sea la de dar el tiempo y espacio que necesita cada paciente. Y ofreces todas las comodidades en tu consulta y sala de espera para que la experiencia sea más parecida a la de estar en un entorno relajado y distendido donde poder hablar en confianza contigo.

O puede que tu historia vital haya marcado tu trayectoria como profesional. Conozco decenas de casos en los que un evento importante supone un antes y un después en tu forma de hacer las cosas en lo laboral y lo personal. Normalmente estos eventos son trágicos e implican alguna pérdida.

Yo siempre digo que a veces se gana y a veces se aprende. Si has tenido un evento vital que te ha servido para aprender a hacer las cosas de forma distinta, ya tienes tu ángulo diferenciador y único.

Es hora de pasar a la acción

Tú también eres único.

Y estas son las 4 palancas que necesitas tocar para potenciar tu marca personal y diferenciarte de la competencia.

[click_to_tweet tweet=”Para encontrar lo que te hace diferente, explora en tu solución, valores, forma de trabajar y personalidad aquello que te hace único.” quote=”Para encontrar lo que te hace diferente, explora en tu solución, valores, forma de trabajar y personalidad aquello que te hace único.”]

NOTA: Este post es un extracto del capítulo 3 del libro de marketing digital para médicos con consulta propia Quiero Pedir Cita. El capítulo completo incluye un plan de acción dedicado a trabajar estas cuatro palancas.

 

Créditos: Foto de Cody Davis en Unsplash

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad