Consigue pacientes para tu consulta sacándole todo el jugo a Doctoralia

Tus pacientes están en la red.

Pero nadie dijo que fuera fácil hacer que te encuentren.

Es cierto que con Internet se tumban las barreras geográficas y puedes atender a pacientes de otras ciudades y países a través de herramientas de teleconsulta.

Pero también es cierto que en la red tienes MÁS COMPETENCIA. Hay más médicos con consulta propia ofreciendo sus servicios en la red. Hay más especialistas como tú en plataformas como Doctoralia ofreciendo sus servicios. Así que la clave está en diferenciarte.

¿Y si te dijera que existe una manera de que destaques entre tu competencia?

¿Y si te dijera que hay una forma de que los pacientes se fijen en ti?

¿Y si te dijera que puedes hacer que los pacientes te encuentren a ti las 24 horas del día, los 7 días de la semana?

En esta guía te voy a enseñar cómo redactar un perfil en Doctoralia que atraerá las miradas de personas preocupadas por un problema de salud, sea propio o de un familiar.

Aprenderás a optimizar tu perfil de Doctoralia para:

  • Aparecer en las primeras posiciones de búsqueda de las especialidades y patologías que mejor sabes resolver.
  • Llamar la atención de la persona que va buscando un profesional y evitar que pase de largo en el mar de opciones.
  • Conseguir que se interese por ti y pida una cita para tu consulta.

 

Lo único que necesitas es aplicar un poco de redacción de textos persuasivos (copywriting) y de SEO (optimización en buscadores) adaptado al contexto de Doctoralia.

En este post voy a presentarte 20 consejos para redactar un perfil de Doctoralia optimizado para que los pacientes te encuentren (y te pidan cita).

“Los grandes artistas copian, los genios roban”. Es una frase de Pablo Picasso. Y una premisa de todo buen copywriter.

Por eso, para redactar este post, me he fijado en los perfiles de los finalistas y ganadores de los Doctoralia Awards 2018.

Tengo la suerte de atraer al mejor talento médico del país para ayudarles a crear en su web un sistema que capta pacientes de forma consistente mes a mes. Y dos de los ganadores y una finalista del Doctoralia Awards 2018 han confiado en mí a la hora de transformar sus webs en activos digitales:

Manuel Antonio Fernández, Ganador del Doctoralia Awards 2018 en la categoría de Pediatría

Carmen Jódar, Finalista del Doctoralia Awards 2018 en la categoría de Medicina General, Familiar y Comunitaria y Geriatría

Ana Isabel Sanz, Ganadora del Doctoralia Awards 2018 en la categoría de Psiquiatría.

Este post es el resultado de analizar lo que han hecho bien estos profesionales (y el resto de finalistas y ganadores, por supuesto) y traducirlo a pautas sencillas que puedes poner en funcionamiento desde hoy mismo en tu perfil de Doctoralia.

Quién sabe. Tal vez aplicando con esmero estas 20 pautas consigas ser el próximo ganador de los Doctoralia Awards 2019.

Este post está dividido en 3 partes:

Parte 1: elementos esenciales para destacar con tu perfil

Parte 2: elementos imprescindibles para convencer con tu perfil

Parte 3: la estrategia para decidir si necesitas optar a un perfil premium para incrementar tus resultados

Pero antes quiero que te metas en la piel de alguien que busca consejo médico en la red:

¿Qué descubrirás hoy?

Métete en la mente de tu paciente

Para que te encuentren, primero tienes que entender cómo buscan información sobre salud los usuarios a través de Google.

Tal y como recoge este artículo del blog de doctoralia, el patrón de búsqueda por Internet viene determinado por micromomentos:

“Los usuarios pasan un promedio de 3,35 horas al día consultando su teléfono móvil. La mayor parte de este tiempo está compuesto por micromomentos, es decir, momentos clave en los que los usuarios recurren a sus dispositivos móviles para buscar algo en Internet y en los que, por tanto, muestran una mayor receptividad a la hora de recibir información comercial.”

Estos micromomentos se agrupan en 4 categorías:

1) El momento ”qué me pasa”, que ocurre cuando alguien recurre a Internet para buscar información acerca de cualquier dolencia o enfermedad.

2) El momento “dónde está el médico más cercano”. En este micromomento, el usuario está realizando una búsqueda relativa a su ubicación actual y va buscando un establecimiento próximo donde puedan atender su problema de salud.

3) El momento “búsqueda de prueba social”. En esta etapa el usuario está valorando varias opciones de profesionales y realiza una investigación más detallada para tomar su decisión. En este micromomento es de especial relevancia contar con opiniones y contar con un perfil detallado para asegurarte de que eres la elección y no una opción.

4) El momento ”quiero reservar”. De poco sirve conseguir que el usuario te elija como la mejor opción si no tiene forma de pedir una cita contigo. Disponer de detalles como tu teléfono y dirección o la funcionalidad para que reserven cita a través de tu perfil de Doctoralia puede marcar la diferencia entre conseguir ese nuevo paciente o quedarte a las puertas.

¿Y cómo pueden encontrarte los usuarios que navegan por Internet?

La clave está en el buen posicionamiento de Doctoralia.

Si hay algo que han hecho bien los chicos de Doctoralia es posicionar palabras clave específicas de diferentes especialidades médicas en Google.

Esto te va a permitir poder aparecer en los primeros resultados de búsqueda de Google teniendo un perfil en Doctoralia.

¿Verdad que estaría genial aparecer en las primeras posiciones de Google cuando un usuario hace una búsqueda del tipo “Dónde hay un otorrino especializado en acúfenos en mi ciudad”?

Vamos a empezar viendo qué puedes hacer para que tu perfil destaque y llame la atención frente a otros colegas.

Parte 1:
12 elementos esenciales de tu perfil de Doctoralia para destacar entre la multitud.

1. Cuanto más tiempo le dediques a tu perfil, mejor te posicionarás

Hacer un buen perfil de Doctoralia es como aprender a tocar el Ukelele:

Es mejor dedicar 10 minutos al día que pegarte una panzada de 4 horas en una tarde y no volver a tocarlo durante semanas.

Créeme. Lo sé por experiencia.

Aquí estoy, con el ukelele que me regalaron por mi 36 cumpleaños. Tocar el ukelele requiere constancia. Como hacer un buen perfil de Doctoralia.

Doctoralia tiene un montón de secciones y funciones y es normal acabar cansado al cabo de un par de horas. Para entonces solo querrás terminar de una vez y el resultado final será peor que el que obtendrías si hubieras dedicado 15 minutos al día durante una o dos semanas.

En lugar de modificar todo el perfil de golpe, céntrate en mejorar dos o tres aspectos cada día.

En pocos días tendrás un perfil con todas las secciones completas.

Y eso le encanta al motor de búsqueda de Doctoralia: cuanto más detallado y activo sea tu perfil, más arriba te mostrará en los resultados de búsqueda.

Practica a diario y serás un maestro de Doctoralia (y del ukelele, si te lo propones. Pero reconozco que eso cuesta más. O al menos a mí).

2. Averigua las palabras clave que usan tus pacientes para buscar un médico

Haz un estudio de mercado.

Las empresas lo hacen antes de sacar al mercado un producto para ver si hay personas que lo comprarán. Esto sirve para evitar el esfuerzo (y la pérdida de dinero) de sacar un producto que nadie compre.

¿Por qué no hacer tú lo mismo?

¿Por qué no averiguar qué buscan las personas que necesitan un especialista?

Se trata de un sencillo ejercicio para saber qué demanda tu audiencia.

Para ellos tienes que saber cuáles son las palabras relacionadas con tu especialidad que más se buscan en la red.

Y no tienes que contratar sofisticadas herramientas. Basta con que uses el predictor de búsquedas de Google.

Abre una pestaña de incógnito en tu navegador, ve a Google.es y escribe en el buscador una palabra clave relacionada con tu especialidad. En la parte inferior de los resultados verás términos relacionados con esa palabra clave. Por ejemplo, para la palabra autismo, estas son las búsquedas relacionadas que más hacen los usuarios:

autismo-perfil-doctoraliaPuede que estos términos no sean muy reveladores, pero si clicas en uno de ellos, empezarás a obtener resultados más interesantes. Por ejemplo, al clicar en “autismo en niños” estas son las búsquedas relacionadas:

busqueda-doctoraliaAquí empieza a haber material más interesante para entender qué tipo de búsquedas hace tu audiencia con relación a una enfermedad o especialidad.

Y puedes repetir el proceso cuantas veces quieras para ir profundizando en cada búsqueda relacionada.

Anota estas palabras en una hoja Excel o un documento.

Esas son las palabras clave o keywords que tus potenciales pacientes escriben en Google para buscar información sobre su salud.

Si tu perfil o experiencia coincide con las palabras clave de tu listado, deberás emplearlas en tu sección de Experiencia (más sobre esto en un momento).

Ahora que has elaborado tu estudio de mercado y conoces las keywords que los usuarios utilizan para buscar respuestas a problemas relacionados con tu especialidad, es hora de hacer un perfil de Doctoralia que buscará pacientes por ti (o casi).

3. Escoge tu URL personalizada

Cuando creas tu cuenta, Doctoralia te permite escoger una URL.

Con una buena URL personalizada tu perfil será más fácil de compartir y recordar.

Tu dirección personalizada debe ser doctoralia.es/nombre-1er-apellido. Si tienes un nombre muy común, puedes incluir el segundo apellido o tu nombre compuesto.

Es importante que el nombre que elijas no tenga acentos ni caracteres raros.

Por ejemplo, si te llamas Mª José Gómez Sáez, escribe maria-jose-gomez-saez, mariajo-gomez, maria-gomez-saez o similar.

4. Escoge una buena foto

Es indiscutible que tu perfil tiene que tener foto.

Los perfiles sin fotografía generan desconfianza porque dan la sensación de que quien está detrás tiene miedo de mostrarse. O, peor aún, transmiten que eres perezoso o descuidado y que no te tomas interés.

No son unos rasgos muy deseables en un médico, ¿verdad?

Escoge un foto clara, amigable y con una imagen profesional adecuada.

¿No sabes qué es una imagen profesional adecuada?

Puedes mirar qué tipo de fotos utilizan otros colegas.

Fíjate en:

  • Cómo aparecen: de frente, de perfil, mirando a cámara o a otro lado
  • Qué encuadre usan: imagen que muestra solo la cara, encuadre que muestra parte del torso, de cintura para arriba, …
  • Cómo visten: formales, informales, con bata y estetoscopio, con uniforme de operación…

Y copia ese estilo.

Algunos expertos recomiendan usar fotos en donde se te vea en acción: Dando una conferencia o realizando una actividad propia de tu especialidad.

Una buena foto en acción puede ayudarte a transmitir tu pasión, energía, carisma, empatía y otras habilidades de las que es difícil escribir en tu perfil.

Estas son las pautas que da Doctoralia a la hora de subir una foto de perfil:

foto-doctoralia

Consejo Pro: Prueba varias fotos y analiza cuál te funciona mejor

Si dudas entre varias fotos que te gustan, pruébalas a lo largo del tiempo. Por ejemplo, sube una foto durante dos o tres semanas y lleva la cuenta de cuántas veces miran tu perfil o cuántas nuevas citas consigues con ella.

Repite el proceso con cada foto y deja la que mejor te funcione.

5. Indica tu especialidad

Es un elemento clave, pero algunos no lo hacen bien. En el caso de que tengas más de una especialidad y quieras ser encontrado por ambas, puede resultarte interesante indicarlo.

Por ejemplo, el doctor Alfonso Amado Puentes, ganador de los Doctoralia Awards 2018 en la categoría de Neurología, indica en su perfil su doble especialidad como pediatra y neurólogo pediátrico.

alfonso-amado-doctoralia

O el finalista a los Doctoralia Awards 2018 en la categoría de fisioterapia, Enric Gallofre Domínguez, que indica su doble especialidad como fisio y osteópata:

enric-gallofre-doctoralia

A la hora de decidirte por poner más de una especialidad debes tener en cuenta tu estrategia a largo plazo. Ya sabes que soy un defensor a ultranza de la hiperespecialización porque es la única forma de conseguir hoy día un sistema que te permita atraer pacientes a tu web. Así que mi recomendación es que, en tu web al menos, tu mensaje esté dirigido a un único tipo de paciente.

Sin embargo, Doctoralia no es tu web. Y puede que te interese usar una estrategia basada en crear visibilidad apareciendo en más resultados de búsqueda (los de cada especialidad que indiques en tu perfil).

Puedes hacerlo y de hecho te lo recomiendo especialmente si no tienes mucha presencia online aún. Eso sí, hazlo teniendo presente que Doctoralia NO ES TU CENTRO DE OPERACIONES, sino un canal para atraer pacientes a tu web (o a tu consulta si todavía no has creado el activo digital más importante de tu negocio).

6. Asegúrate de que tus pacientes te puedan contactar

Una de las primeras secciones que debes rellenar es la de la información referente a tu consulta o consultas.

Añadir una o varias consultas es el primer paso para empezar a destacar en Doctoralia, pues un paciente no podrá encontrarte si no sabe dónde estás.

Tener actualizada tu información de contacto es básico para que te puedan contactar ya sea por teléfono, email o dirección física de tu consulta.

No incluir tu información de contacto completa es un error fatal pero de muy fácil solución.

Para ello, ve a la sección “Perfil” que verás en el menú lateral izquierdo y accede a “Direcciones”. En la parte superior derecha verás la opción “Añadir nueva dirección”. Si quieres modificar alguna de las direcciones que ya tienes en tu perfil, solo tienes que hacer clic en “modificar dirección”.

7. Indica tu experiencia en enfermedades y trastornos… y presta atención al orden

Puedes indicar en tu perfil en qué enfermedades y trastornos estás especializado.

Doctoralia tiene muy bien posicionadas en Google algunas de estas palabras, por lo que favorecerá que aparezcas en los resultados de búsqueda tanto desde Google como desde la propia plataforma de Doctoralia, ya que permite a los usuario buscar por problema o enfermedad.

Si, por ejemplo, indicas que tienes experiencia en acúfenos, todos aquellos usuarios que busquen “acúfenos” en el buscador darán con tu perfil.

Puedes añadir tu experiencia en la sección “Editar perfil” que encontrarás en el menú lateral izquierdo y luego en el apartado “Enfermedades tratadas”.

Un factor que debes tener en cuenta es el orden en que quieres que se muestren estas enfermedades. Mi recomendación es que muestres en las 3 primeras posiciones las 3 patologías por las que quieres que se te reconozca como experto.

¿Por qué? Porque son las tres primeras que se ven cuando se muestra tu perfil sin necesidad de que el usuario tenga que hacer clic para desplegar el resto de información.

Así, la logopeda Cristina Olmo Paniagua, ganadora del Doctoralia Awards 2018 en la categoría de Logopedia y Logofoniatría destaca en su perfil los tres tipos de dificultades del habla en donde mejor puede ayudar a sus pacientes:

experiencia-doctoralia8. Incluye tus Especialidades (prestando atención al orden)

Otro elemento fácilmente editable en tu perfil son las especialidades en las que eres experto.

Al contrario que las enfermedades, en este apartado vas a describir las áreas o subespecialidades que abarcas desde tu especialidad.

A la hora de mostrar tu perfil, también influye el orden, ya que se mostrarán las tres primeras especialidades por defecto en tu perfil (para ver el resto, el usuario tendrá que hacer clic en el enlace “ver más”).

Por ejemplo, el Dr. Luis Alfonso Calvo Orbe, ganador del Doctoralia Awards 2018 en la categoría de cardiología, podría mejorar su perfil bajando la especialidad de cardiología intervencionista a la cuarta posición y dejando la Cardiología Deportiva entre las tres primeras:

cardiologia-doctoralia

Debes tener en cuenta que la mayoría de tus pacientes no son expertos en medicina. Así que puede que sepan qué enfermedad tienen, puede que sepan qué tratamiento van buscando, pero es poco probable que sepan exactamente la subespecialidad a la que deben dirigirse.

Eso sí, tener bien listadas tanto las enfermedades como las especialidades te va a permitir salir en los resultados de búsqueda por especialidad y patología como “Experto en [Patología]/[Especialidad]”. Así aparece el perfil de Manuel Antonio Fernández cuando buscas Espectro del autismo en Doctoralia:

manuel-fernandez-doctoralia

Otra ventaja de escoger tres áreas de tu especialidad donde eres un experto es que en la página de resultados se muestran las tres entre paréntesis, permitiendo al usuario filtrar o escoger de un golpe de vista al profesional que especializado en el problema concreto que le interesa. Por ejemplo, el Dr. Óscar Martín Ballesteros (finalista de los Doctoralia Awards 2018 en la categoría de Traumatología y Cirugía Ortopédica) está especializado en prótesis de cadera, prótesis de rodilla, artroscopia. Y así lo muestra su perfil en una página de resultados:

oscar-martin-doctoralia

9. Indica los servicios que ofreces en tu consulta

Doctoralia te permite indicar los servicios, tratamientos, intervenciones, terapias y pruebas diagnósticas que realizas en cada una de tus consultas.

Dentro del apartado “Direcciones”, haciendo clic en “Modificar dirección” podrás añadir los servicios que ofreces en cada una de sus consultas y en los que te has especializado.

Al igual que con las especialidades y las enfermedades, indicar tus servicios tiene un componente estratégico de posicionamiento.

Así que te recomiendo que, en lugar de poner todas y cada una de las intervenciones y servicios que ofreces, pongas el foco en las palabras que usan tus pacientes y en los servicios que te interesa destacar.

10. Indica la tarifa de tus servicios

Este apartado es clave si quieres atraer la atención de tus pacientes, especialmente si estás librando una lucha por deshacerte de las aseguradoras y conseguir pacientes 100% privados.

Puede parecer que mostrar tus tarifas (especialmente si son más elevadas que las de tu competencia) puede espantar a tus pacientes. Pero la realidad es que, si has optado por fijar tus tarifas basándote en el valor que les aportas más que en el tiempo que les dedicas, ser transparente con tus precios es una ventaja para ti y tus pacientes.

Piénsalo por un momento. ¿Qué pasaría si un paciente acude a tu consulta sin saber cuánto le vas a cobrar y considera que eres más caro que lo que se imaginaba?

Por lo pronto, olvídate de que vuelva. Y puede que hasta incluso decida dejarte una valoración negativa.
Sin embargo, si ha visto tu tarifa de antemano y le parece excesiva, ni se molestará en pedir una cita contigo.

Pero te aseguro que, en salud, rara vez el dinero es un elemento de peso en la toma de decisiones sobre qué profesional escoger. Son otros factores como la transparencia, la profesionalidad o las opiniones de otros pacientes las que le hacen decantarse a un usuario por un profesional en particular.

Debes entender que el valor de un paciente no está en la primera transacción que realiza contigo. Al fin y al cabo, todos empiezan con una consulta diagnóstica. El valor del paciente radica en su compromiso en ponerse en tus manos para un tratamiento y seguimiento. Es ahí donde debes poner el foco.

Así que te recomiendo que, al menos, indiques tus tarifas de primera visita y sucesivas, tal y como hace el Dr. Félix López, traumatólogo y ganador del Doctoralia Awards 2018 en la categoría de Traumatología y Cirugía ortopédica:

servicios-doctoralia

11. Aprovecha el espacio ilimitado de tu apartado “Experiencia”

Al contrario que otras plataformas como LinkedIn que limitan a 2.000 el espacio de caracteres, en Doctoralia tienes espacio de caracteres ilimitado para destacar a qué te dedicas, cuáles son tus logros y qué te diferencia del resto.

Pero no lo cuentes todo en un párrafo interminable.

Utiliza párrafos cortos y diseñados para facilitarle la lectura a la persona que se ha interesado por tu perfil.

Eso sí, no uses este espacio para poner tus artículos científicos, tus certificados y titulaciones, tus credenciales y diplomas, y todas las sociedades de las que eres miembro. No es un currículum para optar a una oposición o a un cargo de gestión hospitalaria.

Te aseguro que a tus pacientes les importa poco o nada.

Lo que les importa es saber si tú tienes la capacidad de resolver su problema de salud. Y eso es lo que debes contar ahí.

Este espacio es el único apartado “de texto libre” de todo tu perfil de Doctoralia y ahí debes mostrar tu lado más humano y cercano. Más allá de las especialidades, patologías y tratamientos en los que eres experto, tu paciente quiere conocer tu calidad como persona.

Para redactar tu trayectoria te recomiendo recurrir a la fórmula de storytelling que te planteo en este post sobre cómo redactar una página sobre mí. La fórmula es exactamente la misma y así es como lo hizo magistralmente Manuel Antonio Fernández en su perfil de Doctoralia.

12. Sé cálido, cercano y personal

No escribas un resumen pomposo o pretencioso. Causará una mala primera impresión.

No hagas tu sección de experiencia mí muy extensa. Los textos muy largos muestran falta de respeto por tu lector y cierta egolatría.

Evita hablar de ti en tercera persona. Si utilizas la tercera persona, a tu lector le costará percibir tu estilo y personalidad.

En tu currículum es correcto usar la tercera persona. Pero en Doctoralia queda raro. Es tu perfil personal, así que habla usando el yo y la primera persona singular.

Habla en primera persona y exprésate con tu propia voz. Sé tú mismo. Eso sí, no dejes de pensar en tu audiencia.

Recuerda que Doctoralia es una plataforma ideada para que interactúes con los pacientes.

Parte 2:
Las 4 estrategias clave de tu perfil de Doctoralia para convencer a los usuarios (y conseguir pacientes).

Aplicando los consejos de la primera parte acabas de impulsar tu perfil de Doctoralia. Si has seguido los 12 consejos, vas a tener tu perfil gratuito listo para optar a los Doctoralia Awards 2019.

Porque estarás llamando la atención de los usuarios que busquen médicos de tu especialidad.

Pero llamar la atención es solo el primer paso.

Con las siguientes estrategias conseguirás convencer a las visitas de que están ante el profesional que buscan para resolver su problema de salud.

13. Pide a tus pacientes que dejen su valoración en Doctoralia

Tener valoraciones positivas en tu perfil de Doctoralia es un factor clave para mejorar tu reputación online.

Piensa que la inmensa mayoría de usuarios de la plataforma llegan porque van buscando un profesional. Y, a no ser que vayan recomendados por alguien cercano, no te van a conocer ni van a tener referencias de ti.

Si te doy a elegir entre un restaurante que tiene 80 valoraciones de cinco estrellas en TripAdvisor y otro que tiene 5, ¿a cuál te irías?

Esta forma de actuar guiados por lo que vemos que otros recomiendan es un principio de persuasión llamado Prueba Social.

Cuando no conocemos algo, buscamos qué es lo que opinan quienes ya lo conocen. Por eso es importante que te acostumbres desde ya a pedirles a tus pacientes, al acabar la visita, que te dejen una valoración en Doctoralia.

Muchos se olvidarán. Otros se despistarán. Es normal. La forma más efectiva que conozco es insistir mediante correo electrónico o WhatsApp. Mandando un mensaje breve e incluyendo el enlace a tu página de Doctoralia para que puedan iniciar la valoración con el menor esfuerzo posible.

Una cosa más: ten un registro propio (por ejemplo en un fichero Word) con todas las valoraciones que vayas recibiendo. Porque nunca se sabe qué pasará. Y si mañana Doctoralia deja de funcionar o decide cerrar, perderás de un plumazo toda tu prueba social (que es, sin duda, lo más valioso de tu perfil de Doctoralia).

Tener un registro propio te permite escoger las más favorables para colocarlas en secciones de tu web clave como la página de inicio, una página de servicio o tu página sobre mí.

Recuerda: tu web debe ser tu centro de operaciones. Doctoralia, al igual que cualquier otra herramienta que te permita crear un perfil digital (twitter, LinkedIn, YouTube), debe ser un canal para llevar pacientes a tu web o a tu consulta.

14. Responde a todas las valoraciones… en especial a las negativas.

Cada vez que alguien deje una valoración en tu perfil, Doctoralia te mandará una notificación. Reserva un hueco semanal en tu agenda para responderlas. Muestra tu gratitud si te dedican palabras bonitas. Da unas palabras de apoyo si fuiste el emisario de malas noticias tras tu consulta.

Al igual que en el apartado “sobre mí”, en las réplicas de los comentarios tienes la oportunidad de mostrar tu lado más humano y cercano. Aprovéchalo.

Es importante que respondas las valoraciones positivas pero, especialmente, las neutras (de 3 estrellas) y las negativas (de 1 y 2 estrellas).

Aunque Doctoralia tiene una política muy estricta a la hora de permitir a los usuario publicar valoraciones negativas (algo que puede menoscabar la confianza de los usuarios a largo plazo), de vez en cuando permitirán publicar una valoración de una o dos estrellas.

Ante este caso, debes aprovechar la posibilidad de réplica y responder. Te recomiendo que no lo hagas “en caliente”.

Deja reposar tu respuesta un día o dos, para ganar perspectiva y evitar una respuesta emocional que pueda restarte profesionalidad.

Responde con educación y haz un intento sincero por ver en esa valoración una crítica constructiva de un aspecto que quizás debas mejorar en tu consulta.

Agradece el tiempo que se ha tomado para escribir la valoración y hazle saber que vas a tener en consideración sus sugerencias para mejorar tu servicio.

Piensa que no solo leerá la réplica la persona que te ha dejado la valoración negativa. El mundo entero está pendiente de cómo respondas ante una crisis de reputación online.

Recuerda que los japoneses utilizan el mismo ideograma para definir “crisis” y “oportunidad”. Aprovecha tus crisis como oportunidades de mejora y de muestra de talante.

15. Responde a preguntas de pacientes de tu especialidad

Doctoralia te da la posibilidad de atender dudas de usuarios relativas a las especialidades en las que eres un experto.

Responderlas puede ser una estrategia interesante para ti en estos 3 supuestos:

1. Estás interesado en optar a los Doctoralia Awards 2019

Debes saber que las nominaciones de los Doctoralia Awards se llevan a cabo atendiendo a criterios que vienen definidos por tu interacción con los pacientes (número de valoraciones positivas obtenidas, reservas que hacen desde la plataforma y otros factores).

Sin embargo, las votaciones las llevan a cabo tus colegas. Y el criterio más habitual que siguen para emitir su voto es valorar si las respuestas que has dado a otros pacientes son adecuadas desde su punto de vista.

2. Quieres atraer pacientes de tu ciudad

Esta estrategia es muy adecuada si te dedicas a una especialidad “local”.

¿Qué es para mí una especialidad local? Una que requiere un examen físico por tu parte y cuyos servicios son relativamente sencillos de encontrar en cualquier ciudad.

Un oftalmólogo, un fisioterapeuta o un odontólogo son profesionales cuyo radio de acción está limitado geográficamente.

Así que deben maximizar sus oportunidades de atraer pacientes a su consulta. Si es tu caso y alguien en tu ciudad formula una pregunta relacionada con tu especialidad, dar una respuesta rápida y concisa puede ayudarte a que se fije en ti.

Eso sí, debes saber que los especialistas del plan Premium tienen prioridad para responder preguntas de su ciudad.

3. Quieres atraer pacientes para tus servicios online

En el otro lado de la balanza están los profesionales de la salud que pueden ofrecer servicios de teleconsulta.

Estos servicios no están limitados a especialidades que no requieren examen físico como la Psiquiatría.

Prácticamente todas las especialidades pueden ofrecer un servicio de teleconsulta para segunda opinión (con pruebas médicas) y seguimiento del paciente.

Teniendo esto en cuenta, puede que te interese atraer pacientes de que vivan más allá de tu ciudad para que visiten tu perfil tras leer tu respuesta y descubrir que ofreces la posibilidad de atenderlos mediante una plataforma de teleconsulta.

Estos son los tres supuestos para los que considero interesante dedicar un tiempo de tu jornada ofreciendo recomendaciones gratuitas a cambio de obtener nuevos pacientes para tu consulta.

16. Escribe artículos especializados… y estratégicos

Doctoralia te da la posibilidad de escribir artículos en tu perfil sobre las patologías o tratamientos en los que eres un experto.

Es más, el equipo de Doctoralia va a insistirte en que escribas contenido en su plataforma.

¿Debes hacerlo? La respuesta es sí, pero con estrategia.

No tiene sentido escribir un artículo detallado de cómo funciona una operación de balón gástrico, por ejemplo.

Primero porque ahora mismo el interfaz de artículos de Doctoralia deja un poco que desear (no permite agregar imágenes ni secciones en tus artículos).

Y segundo porque estás publicando tu contenido en una plataforma que no te pertenece.

No tienes control sobre las decisiones que tomará Doctoralia. Si mañana decide eliminar esa opción y tú has publicado 20 artículos de 500 palabras, habrá sido en vano.

¿Qué es lo que debes hacer entonces?

Publicar en tu propia web, donde tú tienes la potestad y control de tu contenido. Y aprovechar la visibilidad y buen posicionamiento de Doctoralia en Google para escribir un mini artículo que describa los puntos básicos de tu artículo original (el que tienes en tu web) y que acabe con un “si quieres conocer todos los detalles de esta intervención/patología/prueba diagnóstica, visita [URL al artículo de tu web]”.

Ese artículo tiene que ser como el tráiler de una película. Tiene que llamar la atención de tu lector sin destriparle la trama (si quiere saber más debe acudir a tu web).

Esta estrategia es muy interesante si tienes en tu web páginas de servicios desde donde las visitas pueden contratar tu consulta.

También te recomiendo esta estrategia del “artículo tráiler” si te interesa captar leads (potenciales pacientes) y para ello ofreces en tu web una guía gratuita relacionada con alguna patología a cambio de que te entreguen su correo electrónico.

Así es como sacas el máximo partido de los puntos fuertes de Doctoralia (su buen posicionamiento en las búsquedas) sin estar expuesto a los puntos débiles (es un medio de publicación que escapa a tu control).

Parte 3:
El único factor que debes tener en cuenta para decantarte por una cuenta PREMIUM en Doctoralia.

Actualmente Doctoralia ofrece un plan premium por 99 € al mes que te da una serie de ventajas frente al plan gratuito. Puedes consultar las diferencias exactas entre ambos planes aquí.

Todas las características y funcionalidades que te he descrito en esta guía son comunes a ambos perfiles.

Voy a comentar brevemente los 5 elementos que destacan en la cuenta Premium para terminar dándote mi recomendación personal sobre si necesitas hacerte con una cuenta Premium.

17. Certificados, Premios y distinciones, Educación, Trayectoria profesional, Publicaciones… Para eso está LinkedIn

Entre una de las ventajas de la cuenta premium está la posibilidad de completar una serie de secciones adicionales sobre tu trayectoria.

En mi opinión, estas secciones solo responden a un deseo de vanidad y aportan poco o nada a tu perfil. Lo único que necesitas es mostrar tu número de colegiado (dato que Doctoralia te exige, tanto en perfiles gratuitos como Premium). Nada más.

Nadie va a poner en duda tu profesionalidad. Nadie va a exigirte los certificados y diplomas. Nadie va a leerse tu periplo por diferentes hospitales y centros o el título de tus publicaciones científicas.

Siento ser así de tajante, pero esa información es relevante para alguien que tiene que decidir si te contrata o te asciende. Y los usuarios de Doctoralia lo único que quieren esa saber si tú puedes ayudarles.

Si necesitas tener publicada esa información, te recomiendo tenerla en tu perfil profesional en LinkedIn. Es el sitio correcto para esa información a donde acudirá un paciente en caso de que arda en deseos por saber en qué hospital te sacaste el MIR.

De estos añadidos, el único que puede tener un mínimo impacto y que puede inclinar la balanza a favor es el apartado de distinciones. Especialmente si has sido nominado o ganador de los Doctoralia Awards como es el caso de Manuel Antonio Fernández:

doctoralia-awards-manuel

18. Fotos y Vídeos promocionales que apenas destacan

El perfil premium de Doctoralia te permite subir hasta 10 fotografías y 3 vídeos tuyos sobre tu consulta o servicios.

Esto puede ser algo interesante para permitir que tus potenciales pacientes te conozcan más allá de tus textos y tu foto de perfil.

Verte en acción en un vídeo dando una recomendación de salud o hablando de un tratamiento del que eres experto puede ser el empujón final que necesiten algunos usuarios para decidirse a pedir una cita contigo.

Si ya tienes un canal de YouTube o Instagram y te sientes confortable frente a la cámara, esta característica puede interesarte.

Pero de nuevo, que no sea este tu único factor de decisión, ya que el interfaz de Doctoralia no está dando un peso significativo a estos vídeos y fotos y los relega a la parte final de tu perfil como si no fueran demasiado relevantes.

19. Perfiles de tu Redes Sociales que pasan desapercibidos

Otra característica que diferencia un perfil premium de uno gratuito es que en el premium puedes colocar los perfiles a tus redes sociales, que aparecen al final de tu bloque de Experiencia:

redes-sociales-doctoralia

El aspecto de esta botonera social es tan discreta que pasa desapercibida para muchos pacientes.

Si existiera la posibilidad de incluir entre ellos un enlace a tu web te daría todo mi apoyo a la hora de considerar comprar una cuenta premium en Doctoralia. Pero si lo único que vas a obtener son enlaces a tus perfiles sociales (perfiles sociales que también aparecen en las primeras posiciones de resultados cuando buscas tu nombre), es una funcionalidad que tiene poco sentido práctico.

20. DocPlanner, la joya de la corona

Más allá de que con la cuenta premium favorezcan tu posicionamiento en los resultados de búsquedas (como en cualquier otra plataforma donde pagues por ello), el punto fuerte de la cuenta Premium radica en la herramienta de gestión de reservas y citas.

Es una herramienta que te puede venir muy bien si no tienes ningún sistema de gestión de visitas online.

Doctoralia te lo dice muy claro: El 30% de las reservas de citas en la plataforma ocurren entre las 19 h. y las 7 de la mañana.

Disponer de una herramienta así, que funciona las 24 horas del día, incluidos los festivos, puede ser un factor determinante para evitar perder 1 de cada 3 reservas porque no hay en ese momento una persona al otro lado del teléfono atendiendo las llamadas.

DocPlanner también incluye recordatorios vía SMS, una funcionalidad que evitará muchas ausencias (la mayoría se producen por despistes) y contribuirá a que tu agenda tenga menos huecos indeseados.

Entonces, ¿perfil Gratuito o Premium?

Sin duda, Docplanner es la funcionalidad que más peso debe tener a la hora de considerar contratar una cuenta premium de Doctoralia.

Por un lado, pagar 99€/mes por un servicio 24*7*365 que te permite acceder a ese 30% de las citas que se reservan fuera del horario de tu consulta no parece un precio muy elevado.

Por otro lado, debes tener en cuenta tu contexto actual a la hora de decidir si vas a desembolsar los 1.188 € que cuesta acceder a este servicio durante un año.

Para mí, la clave radica en tu capacidad y compromiso de hacer que Doctoralia trabaje para ti. ¿Cómo?

Paso 1: Trabajar tú en los 12 tips de la primera parte de esta guía (la creación de tu perfil).

Paso 2: Marcarte como objetivo conseguir la valoración de 2 pacientes que pasen por tu consulta a la semana. No tienen por qué venir de Doctoralia. Sirven también tus pacientes actuales y los que te llegan por otros canales. Hacer esto implicaría tener 8 pacientes al mes, que son 24 pacientes en un trimestre.

Con 20 o más valoraciones en tu perfil y tres meses familiarizado con Doctoralia estás en condiciones de analizar si supone para ti un canal lo suficientemente importante de visibilidad y atracción de nuevos pacientes. Si ves que supone una diferencia significativa, contrata el plan Premium sin dudarlo.

Si, por el contrario, no consigues llenar tu agenda de pacientes, quizás necesites llevar a cabo una estrategia más eficiente basada en montar un sistema en tu web que atraiga visitas cualificadas sin que tú intervengas y los convierta en pacientes para ti. Puedes apuntarte a mi seminario online gratuito para descubrir más detalles de cómo funciona este sistema.

Ahora, a petarlo en Doctoralia

Acabo de revelarte los 20 puntos clave para sacarle el máximo partido a tu cuenta de Doctoralia y transformarlo en un canal para atraer visitas a tu perfil y convertirlas en pacientes de tu consulta.

Tienes toda la información que necesitas para tener un perfil optimizado y gestionado con estrategia para conseguir valoraciones y visibilidad. Estas son, sin duda, las dos grandes bazas de trabajar tu perfil de Doctoralia. Así que ponte a ello y no te olvides de contarme qué te ha parecido este post.

1 comentario en “Consigue pacientes para tu consulta sacándole todo el jugo a Doctoralia”

  1. Cómo crees que se puede gestionar en una clínica en la trabajamos 6 doctores y ya tenemos un programa de gestion que no es compatible con Docplanner? porque ese es mi problema, además de encontrarnos el problema de que si activamos la agenda y es muy larga ,los pacientes pueden optar por otra opción. Así que no sé si probar con unas tardes y ver cómo funciona. Otro problema sería integrar las 2 agendas. ¿ cómo se podría hacer? Gracias
    P.D: aunque yo he ganado 2 veces en la categoría de odontólogo me ha parecido super interesante los consejos anteriores y ya he cambiado algunas que no las tenía correctas

    Responder

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad