Hiperespecialización: La mejor estrategia para posicionar tu web de salud

Si no te diferencias eres uno más.

Esa es la premisa que rige todo negocio.

También se aplica a los negocios digitales de salud como el tuyo.

De todas las formas de diferenciarse, la que encuentro más confortable y efectiva para mis clientes es la hiperespecialización.

La hiperespecialización es una especialización en un nicho de mercado muy concreto. Por ejemplo, un dermatólogo que se centre únicamente en alopecia juvenil o un psiquiatra que solo atiende a pacientes con ansiedad crónica.

En el ámbito de la salud, puedes hiperespecializarte en tres sentidos:

 

  • Por perfil de paciente. Dar una solución general adaptada a un tipo de paciente concreto (por ejemplo, deportistas de alta competición).

 

  • Por área de conocimiento. Postularte como experto en una única patología, lesión o tratamiento de tu especialidad (dedicarte únicamente a lesiones de rodilla, por ejemplo).

 

  • Combinando las anteriores. Especializarte en un aspecto concreto de tu especialidad dirigido a un perfil de paciente específico (tratamiento de lesiones de rodilla para deportistas de alta competición).

 

Ahora que sabes qué es la hiperespecialización (también conocida como micronicho), deja que te cuente las ventajas que puede aportar esta estrategia a tu negocio.

 

5 beneficios que la hiperespecialización aportará a tu negocio de salud

1. Te permite ser un experto en menor tiempo. Al centrar tus esfuerzos en un área de conocimiento muy concreta, el tiempo que necesitas para alcanzar la excelencia es mucho menor que si te dedicas a tener un conocimiento profundo de toda tu especialidad.

2. Transmites un mensaje más claro. En lugar de ofrecer una solución “para todos el mundo”, puedes elaborar mensajes dirigidos con la precisión de un láser a un público muy concreto.

3. Obtienes más visibilidad. Al tener un único mensaje, la tarea de atraer al paciente que a ti te interesa se simplifica. Es más fácil posicionar tus contenidos (artículos, posts, páginas de servicios) para que quien busque en la red una solución a su problema, encuentre tu página y decida hacer clic en ella.

4. Ganas autoridad. La hiperespecialización te permite ser percibido como un profesional de referencia entre tus pacientes, la industria y la sociedad.

5. Permite diferenciarte. Al hiperespecializarte estás haciendo algo que el 99% de tu competencia y colegas no se atreve a hacer: centrarte en resolver un problema concreto para un público muy determinado.

 

Esto es ya de por sí un elemento diferenciador, pero ¿qué pasa si mañana tus colegas deciden seguir tus pasos y hacer lo mismo?

Incluso en ese hipotético caso, existe una forma de diferenciarse como negocio de salud único. Vamos a verlo en un momento, pero antes quiero despejarte una duda que seguro que tienes ahora mismo en la cabeza.

 

Si me hiperespecializo, ¿corro el riesgo de cerrarme las puertas a otros pacientes?

 

Esta es la pregunta que más me hacen cuando planteo la necesidad de hiperespecializarse para diferenciarse.

La hiperespecialización resulta antiintuitiva porque cuando te lo planteas es más fácil ver lo que dejas de ganar (“decenas de pacientes a los que ya no me dirijo”) que lo que ganas.

Pero no es así.

Te voy a contar la historia de Manuel A. Fernández, más conocido en la red como el neuropediatra y responsable de la web elneuropediatra.es.

Cuando Manuel abrió su web de neuropediatría decidió dirigirla únicamente a madres de niños con TDAH. Diseñó un servicio orientado a dar la mejor atención a ese colectivo y en poco tiempo se fue corriendo la voz.

Unos meses después empezó a recibir peticiones de otras madres de niños con problemas de conducta, retraso madurativo, o dificultades de aprendizaje. Eran otros problemas de neuropediatría, diferentes al TDAH.

Manuel atendió esos casos como hace habitualmente en su consulta presencial. Y prestó atención a lo que esas madres demandaban. Cuando comprobó que había una necesidad real en el mercado, diseñó nuevas líneas de servicio para esos problemas y comenzó a ofrecerlas en su web.

Lo que quiero que entiendas es que no tienes que hiperespecializar toda tu consulta. Vas a poder seguir atendiendo a todo tipo de pacientes en tu consulta física, si es lo que quieres. Lo que te planteo es que ofrezcas una solución hiperespecializada desde tu web.

Porque así es más fácil obtener en un tiempo récord los 5 beneficios de los que te he hablado.

Te aseguro que cuando empieces a ser un referente, llegarán pacientes con otros perfiles y patologías de tu especialidad. Y entonces podrás decidir si vas abriendo nuevas líneas de servicios en tu web como hizo Manuel, o si “te plantas” porque con tu hiperespecialización ya tienes el volumen de pacientes que necesitas para tener la consulta de tus sueños.

 

Tu zona de genialidad. El punto clave para una buena hiperespecialización.

 

Espero haber tumbado esa barrera mental que te impedía ver la hiperespecialización como una solución viable y rentable para ti y tu negocio de salud.

Ahora quiero enseñarte una forma inteligente de hiperespecializarte para que te sientas completamente a gusto con tu negocio online de salud.

Presta atención al diagrama de abajo. El punto del centro es lo que los ingleses llaman el Sweet Spot (el punto dulce). Te propongo que lo llamemos tu Zona de genialidad. Porque es la intersección perfecta entre lo que sabes hacer bien, lo que demanda el mercado y lo que te gusta hacer.

Por cierto, el concepto de zona de genialidad no es mío. Lo acuñó Gay Hendricks en su libro “The Big Leap”.

La esfera de lo que sabes hacer bien se refiere a esa área de conocimiento en la que eres un experto.

La esfera de lo que demanda el mercado hace referencia a la ley de la oferta y la demanda. Recuerda que estás al frente de un negocio. Si te especializas en una solución que muchos profesionales pueden resolver, tendrás que competir en un mar de competencia. Si te especializas en una patología con baja prevalencia, tendrás un problema de falta de demanda. Debes hallar el punto medio entre esos dos escenarios.

La esfera de lo que te gusta hacer tiene que ver con tu vocación, principios y pasiones. Aunque te parezca poco relevante, es clave para tu felicidad. Tener una consulta próspera y llena de pacientes que no te gusta atender tiene más de pesadilla que de sueño. Si te vas a hiperespecializar, hazlo en un área de conocimiento que te apasione y dirígete a un público que te haga vibrar.

 

Cuando trabajas en lo que quieres y dando servicio al tipo de persona que te llena, tu entusiasmo se percibe. Lo notan los pacientes cuando los atiendes. Se destila en las palabras que usas para dirigirte a ellos. Y ahí, amigo mío, es cuando llega la verdadera diferenciación:

Cuando estás en tu zona de genialidad tu competencia desaparece de la ecuación porque tienes un negocio diferenciador y único impregnado de tu personalidad, entusiasmo y vocación.

Un negocio inimitable que nunca podrá copiar tu competencia porque está centrado en tu zona de genialidad.

Esa es la hiperespecialización que quiero que encuentres.

Un micronicho donde puedas plasmar lo mejor de tu carácter, personalidad y vocación de servicio en cada aspecto de tu solución.

Busca tu hiperespecialización

Quiero que busques tu hiperespecialización. Porque sin hiperespecialización vas a tener una consulta genérica que se dirige a todo el mundo.

Quiero que salgas a dar un paseo y empieces a meditar sobre el tipo de paciente que te llena el corazón, el espíritu y el bolsillo.

Cuando vuelvas, coge un papel y empieza a definir la hiperespecialización que quieres abordar para tu negocio de salud online.

Cuando tengas tu hiperespecialización estarás en condiciones de definir tu escalera de valor dirigida a tu paciente. Justo lo que necesitas para que tu negocio deje de sufrir por tener escasez de pacientes.

Eso sí, no te olvides de dejarme tu opinión.

¿Qué te parece esta estrategia? ¿Vas a ponerla en práctica?

Voy a responder a cada comentario que dejes tú y el resto de lectores. Porque creo firmemente que esta es la mejor estrategia para tu web y quiero que tú también lo tengas tan claro como yo. Tener un buen debate en los comentarios contigo y otros compañeros te ayudará a ver más clara esta estrategia ganadora.

7 comentarios en “Hiperespecialización: La mejor estrategia para posicionar tu web de salud”

  1. En mi caso somos varias fisioterapeutas, una experta en suelo pélvico y las demás trabajamos sobre todo patología de espalda. No se como enfocar la especialización, con cada fisioterapeuta o del centro en general.

    Responder
    • Hola Yolanda.

      En el caso de un centro más que de una única consulta, os sugiero dirigiros a un mismo target de paciente.

      Cada una de vosotras especializándose en un aspecto, pero para dar una solución integral a una misma paciente ideal.

      Quizás una de vosotras puede centrarse en reducir otras molestias y dolores que puedan padecer habitualmente las mujeres con problemas de suelo pélvico (dolores lumbares o cervicales).

      O podéis centraros en dar servicios exclusivamente a mujeres con un perfil algo más amplio. Pero la idea es que cada una de vosotras resuelva una parte del problema que tiene vuestro target ideal.

      Te invito a que eches un vistazo al proyecto En Suelo Firme (https://ensuelofirme.com) para inspirarte. Es un proyecto que coordinan una fisio, una matrona y una paciente experta en marketing digital. Cada una aporta su punto de vista y experiencia para dar servicio a un mismo perfil de paciente.

      Responder
  2. Buen dia Javier. Muy interesante y útil. Realmente al convertir la moneda los números son los que tu dices y ademas se suma la situación general en Argentina (inestable). Creo que sería un gran paso para la mayoría de los profesionales esta forma de trabajo y beneficiaría al mismo tiempo a muchos pacientes que hoy les cuesta encontrar quien atienda sus necesidades. Un gran saludo.

    Responder
    • Es la realidad a la que nos enfrentamos. Las aseguradoras y clínicas privadas tienen el control de tus pacientes y dictan las normas.

      La única forma que se me ocurre de cambiar esta situación es haciendo que los pacientes acudan directamente a ti.

      Y la estrategia más rápida es darte a conocer en el mundo online, donde tus pacientes ideales buscan a diario información sobre su salud.

      Saludos,

      Javi.

      Responder
  3. Gracias por el excelente contenido de tu artículo, habla de forma muy puntual y concreta de las razones por las que es importante especializarse y enfocarse cada vez más en un tipo concreto de pacientes.
    En mi caso soy Oftalmóloga especialista en Glaucoma y actualmente estoy en proceso de diferenciarme, soy lectora de tu contenido desde hace algunos meses y realmente es contenido útil y de gran valor para el área de la medicina privada.
    Saludos desde Ciudad de México.

    Responder
    • Muchas gracias a ti por tu comentario Myrna.
      Ese es el objetivo de este blog: ayudar al profesional de la salud a poder ejercer su profesión de una manera en que pueda ofrecer lo mejor de sí al paciente.

      Porque ningún paciente se merece que lo atiendan con prisas y sin la atención que requiere. Y al hiperespecializarte le estás dando la oportunidad de encontrar al profesional más cualificado y experto en el área de salud que necesita en cada momento.

      Responder
  4. Que artículo tan genial, gracias por escribirlo, me has aclarado muchas dudas.
    También estoy en ese proceso de hiperespecializarme (decidí comprar tu libro “quiero pedir cita”). Soy fisioterapeuta, trabajo a domicilio y soy bueno resolviendo dolencias musculares, utilizo técnicas basadas en la evidencia. ¿Que opinas de hiperespecializarme en resolver dolores musculares? ¿O es muy genérico este concepto?
    Mi objetivo principal a mediano plazo es enfocarme en disfunciones cervicales, tiene una prevalencia bastante alta.
    Te agradecería mucho tu opinión.

    Saludos cordiales

    -italo

    Responder

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad